Ganges, río sagrado y de los mayores del subcontinente indio, recorre ese país hasta desembocar en el delta justo en la nación de Bangladesh, uno de los destinos más exóticos del planeta, no tocado por el turismo